Una de las prioridades al hacer limpieza del baño, en especial el área de la regadera, es la limpieza de la coladera. Esto para prevenir que salgan los malos olores y que se tape el piso del baño. Si bien, es importante quitar el sarro del piso, y mantener libre las cañerías de cabellos y suciedad, en realidad es muy sencillo hacer una limpieza profunda al menos una vez a la semana, para evitar llamarle al plomero cuando el problema sea más grave.

Siempre que manipules coladeras o hagas limpieza del baño, utiliza guantes, para evitar que los productos de limpieza afecten la piel de tus manos. Comienza quitando poco a poco los cabellos enredados en la coladera. Si la tapa es desmontable, quítala para facilitar la operación. Después, vierte una buena cantidad de agua caliente para remover los trozos de jabón y residuos de grasa corporal que puedan estar pegados en la tubería. Para una mejor limpieza, espolvorea un poco de bicarbonato de sodio vierte una taza de vinagre. La reacción química va a disolver los residuos que bloquean el agua de la regadera.